Cuando lo descubres ya no hay nada más

Dos rectas secantes se cruzan en algún punto del infinito, pero el infinito es un lugar y tiempo demasiado amplio para nuestra mísera existencia y de ahí nace la angustia del hombre, de su necesidad por saber cuándo llegará ese instante. Mas cuando se presenta, sientes el choque brutal contra esa línea y su velocidad, y se lleva arrastrada parte de su esencia, y en el Universo, caótico y matemático, se te vuelven a presentar infinitas direcciones y formas, pero él ya no es igual. 

Si ésto sucede ya no hay vuelta atrás algo cambia e intentar mantener la dirección de antaño es imposible. Por eso hoy, me es imposible continuar con este espacio de la forma hasta como ahora había sobrevivido y no pido perdón. Cuando la inspiración, las ganas, la ilusión y la vida misma florecen hay que dejarse arrastrar por sus mareas. Echar el ancla sería insensato.

Alrededor de dos meses atrás nacieron los poetas, los poetas malditos, que son dos: él y yo. Y en este círculo sólo surgen ideas, proyectos, ansias de conocimiento y necesidad por compartir descubrimientos. Pero no se trata de una muerte sino de una metamorfosis, porque los finales siempre van unidos a algún principio y el principio siempre requiere un cambio.

Nos movemos, evolucionamos, nos sentimos más vivos que nunca y queremos que tú, lector y amigo escondido, formes parte del impulso. Han nacido los poetas malditos.

Processed with VSCO with f2 preset

Anuncios
Cuando lo descubres ya no hay nada más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s