Volver a Granada

He acabado por perderle el miedo a volar, o puede que el miedo continúe y simplemente me sienta segura a tu lado, como si de tu mano todo lo malo quedase lejos de nosotros. Ahora sólo necesitamos paciencia para afrontar el momento en que el despertador suena en torno a las cuatro de la mañana. Aunque a pesar de las ojeras, los nervios y la oscuridad de la noche, nos ponemos en pie para comenzar una aventura nueva.

Despegamos puntuales y volvemos a ser testigos de un amanecer entre las nubes. El azul del cielo es más intenso en el sur y la sierra nos regala otro surgir del sol. Dos en el transcurso de unos minutos, ¿a qué divina suerte le debemos el placer?

Processed with VSCO with hb2 preset
Sara Deluis (2016).

Granada duerme, es un domingo temprano, demasiado temprano. Las calles esperan inquietas sentir pasos para calmar el aire frío del vacío. Recorremos el estrecho camino desde la plaza de Gracia a Bib-rambla. Una taza de chocolate caliente y churros nos despiertan definitivamente. Llevo tanto tiempo lejos de aquí que el nombre de los lugares me resulta extraño y lejano. Me siento como un guía ciego mientras tú te cuelas entre mis recuerdos e invades los tiempos ausentes del pasado.

Suenan las campanas de la catedral llamando a misa, resuenan sus ecos en las blancas paredes de su interior. Quisiéramos traspasar la barrera que nos impide acercarnos un poco más al bienaventurado arte que alberga, pero es una batalla perdida. En la calle un señor se lía el primer cigarro sentado a las puertas de un caserón, a unos metros de él la guitarra suena. Se despierta la mañana mientras una gitana tira de mi brazo ofreciéndome su ramita de romero. Las calles se presentan bajo nosotros. Nosotros nos presentamos sobre el barrio del Realejo.

Processed with VSCO with x1 preset
Andrea Diligenti (2016).

Desde la vieja plaza que un día fue mi hogar, coronamos los cien escalones que nos llevan a los pies de la Alhambra. Las vistas son suspiros huecos, no hay palabras, sólo miradas sin aliento, tal vez por la escalada, tal vez por la belleza del momento que nos abruma. Nos hundimos en un bosque encantado, bajo una lluvia de castañas tras el trasiego gracioso de ardillas imaginarias. El agua cae, emerge de la montaña para perderse en la ciudad, pero en su curso es música que acompaña nuestro paseo. Pronto atravesamos el arco que nos da la bienvenida a la Alhambra. El recinto es un hervidero de turistas, toxicómanos de imágenes digitales. Nosotros caminamos con las manos vacías, con las manos llenas de la mano del otro, y así entramos en el palacio de Carlos V. La luz aquí siempre es admirable, la simplificación de la belleza. El cielo azul es un ojo ciego y hermoso, el color de la piedra soporta todas sus columnas. Mi cabeza graba el instante en Super 8, el sol vela con su calor la película y ya no hay recuerdos, sólo quedan las sensaciones vividas, el sonido yermo de una acústica perfecta, el paseo a corro.

Processed with VSCO with hb1 preset
Andrea Diligenti (2016).

Los gatos de la Alhambra son figuras extraordinarias, merodean por los jardines, tumban al sol sus esqueléticos cuerpos mientras guiñan los ojos a los visitantes, haciéndose parte esencial de este paisaje, como el hilo de vida de un lugar que se aferra a expirar su último aliento tomando con fuerza la mano de lo que hoy llamamos turismo. ¡Cuántos lugares muertos que no pierden la fe! Los gatos nos miran también a nosotros y nuestros ojos arropan con su mirada el Albaicín. Una nueva forma de conquista.

Processed with VSCO with hb2 preset
Andrea Diligenti (2016).

Salimos por la Puerta de la Justicia, de vuelta acompañados por el sonido del agua, descendemos por la Cuesta de Gomérez, tomamos la bohemia Carrera del Darro hasta el Paseo de los Tristes y desde aquí nos perdemos en el barrio blanco de cal y flores. Cambiamos de bando en el Mirador de San Nicolás sin saber muy bien de qué parte está o cómo se cataloga la belleza. Unos gitanos cantan, lo hacen mal pero su sentimiento es puro, piden limosna, agradecen, se aplauden, se ríen y vuelven a tantear las cuerdas de sus guitarras. Demasiados ojos les observan ajenos a la cultura de la calle, de la corrala, del jolgorio popular. Los gitanos suben de estatus y como gatos de la Alhambra quedan atrapados en la escena cotidiana granaína con la misma delicadeza que un cuadro de Velázquez pende de las paredes de El Prado. La estampa es castiza y gentil.

Processed with VSCO with t1 preset
Sara Deluis (2016).

En la antigua judería, escondida entre los Cármenes, hay una vieja calle de leyenda, la Calle del Beso, el beso aquel capaz de revivir a los muertos. Y en la delgada y corta calleja nos detuvimos en cada uno de sus extremos y también en el lugar mismo donde sucedió la historia. ¿Qué verdad más grande iban a contarnos a nosotros si a cada segundo nos salvamos de la muerte del instante? La felicidad da hambre, los alrededores de la catedral nos calmaron el apetito. El Saint-Germain y su aire intelectual, el Bar Provincias y su oda al flamenco y a Morente, cervecita fresca y tapitas ricas para encarar el descenso por Recogidas hasta la Huerta de San Vicente, el actual parque Federico García Lorca, antigua casa del eterno poeta del símbolo y el folclore, nuestro gran amor. Allí el sol de la tarde ilumina los jardines, apenas hay nadie, paseamos por el camino de tierra, hasta el estanque, comiendo arándanos sin parar de hablar, sin parar de reír. Granada nos quema en la piel y apenas nos quedan fuerzas para seguir disfrutándola, aún así no dejamos de caminar, siempre estamos por llegar a un lugar todavía más increíble.

Processed with VSCO with hb2 preset
Andrea Diligenti (2016).

Continuamente haciendo camino.

Anuncios
Volver a Granada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s