Tóxicos bajo la piel

Hace unos días, a raíz de una conversación, me di cuenta de que aún hay demasiado desconocimiento sobre la toxicidad de los productos que consumimos. Para mí cuidarse no es sólo prestar atención a la alimentación y al ejercicio. Cuidarse es también ser consciente de que todo aquello con lo que entramos en contacto tiene un efecto sobre nuestra salud. Hace ya algún tiempo comencé a interesarme por la composición de productos de higiene y cómo podían afectar a mi organismo. A veces, puede parecer que la búsqueda de una alternativa natural es sólo un capricho, una moda y una nueva forma de consumo que puede escapar a los bolsillos de muchos, pero nada más lejos de la realidad. Si te interesa e investigas un poco descubrirás, como yo, que se trata de una opción factible y necesaria. Como consumidores tenemos la obligación moral y el derecho a conocer qué compone todo cuanto va a entrar en nuestro cuerpo a quedarse para siempre.

Existen unas 8.000 sustancias químicas que se usan para los productos cosméticos. Muchas veces camufladas con diferente nombres. Cuando entran en contacto con la piel son absorbidas hasta el torrente sanguíneo y nuestro cuerpo las almacena. En su mayoría son sustancias disruptoras hormonales, causantes de alergias, cáncer y el síndrome de hipersensibilidad química.

Leer las etiquetas es importante. Normalmente son un jeroglífico para quienes no tenemos mucha idea, sobre todo al principio. En este enlace puedes encontrar información que te ayudará. Con el tiempo verás cómo comienzas a familiarizarte con los más habituales pero, por si acaso, yo siempre tengo a mano la chuleta. Hoy quería hablaros de algunos de ellos, y si hacéis una pequeña prueba os vais a sorprender de cuántos componen vuestros productos de uso diario.

  • Aluminium: presente en los desodorantes, es el responsable del cáncer de mama.
  • Aceites minerales como parafina y petrolatum: los encontramos sobre todo en los cacaos. Taponan los poros de la piel.
  • PEG: suelen ser las terminaciones -etil y -glicol y pueden causar daños en el sistema nervioso.
  • Triclosan: lo encontramos en muchos dentífricos, limpiadores y desinfectantes. Afecta a la función cardiaca y muscular, y se cree que puede provocar esterilidad.
  • Parabenos: estos pueden que comiencen a sonarnos porque muchas marcas han dejado de usarlos. Son disructores endocrinos.
  • Ftalatos: componen los esmaltes de uñas e incrementan la capacidad de otros tóxicos. Provocan mutaciones genéticas y alteran muchas funciones hormonales entre ellas las reproductivas y de desarrollo.
  • -th e -yl: en especial el Sodium Laureth/Lauryl Sulfate presente en el champú. Son irritantes y pueden provocar cáncer.
  • Nanopartículas: las podemos encontrar en cremas solares porque facilitan su aplicación. Son cancerígenas y pueden provocar enfermedades pulmonares.
  • TEA/MEA/DEA: se utilizan para hacer más cremosos o jabonosos algunos productos. Son cancerígenos y afectan al sistema nervioso y al inmunitario.
  • Siloxanos: perjudiciales para el hígado y modificadores de funciones hormonales.
  • Pfelendiamina: colorante cancerígeno a base de alquitrán presente en los tintes de pelo.

La lista es extensa y aterradora, sobre todo porque la mayoría son productos de uso diario. Y no sólo nos afectan personalmente, su uso también está implicado en la destrucción de ecosistemas a través de la deforestación y la contaminación marina. Por eso, con una buena información, es importante preguntarnos sobre nuestra forma de consumo y apostar por las opciones naturales. Además, muchas de ellas no testan con animales y tienen un envasado eco.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: