Nuestras primeras lecturas (de 0 a 2 años)

Hoy quiero hacer un repaso por los libros que nos han acompañado estos primeros meses. En especial porque recuerdo bien los dos primeros cuentos que compré para Olivia, fue unos días antes del confinamiento, ella estaba a punto de cumplir 6 meses y fuimos paseando hasta una librería en Poblenou. Volvimos a casa con dos maravillosos libros, que junto a los que nos habían regalado con anterioridad, nos salvaron los días de encierro.

Cada uno ha tenido su tiempo, sus días de lectura y relectura, de “más, más, más”, sus momento de reposo, de volver a ellos y descubrir de pronto nuevos personajes, texturas, sonidos, colores y pequeños espacios del mundo. Con ellos descubrí cómo los cuentos (y otros juegos) que parecían no gustar sólo necesitaban un momento preciso o una palabra que accionara la magia. También que nada dura para siempre, que el favoritismo sólo es una etiqueta que ponemos a momentos pasajeros, a gustos que evolucionan, se estiran, se deforman, beben de nuevas fuentes y crean una maraña de experiencias nutritivas. Pero sobre todo, la gran lección de estos primeros años ha sido mi súper doctorado en restauración de libros con cinta adhesiva, porque si algo hemos hecho es vivirlos intensamente y a veces, demasiado.

«Buenas noches», de Meritxell Martí y Xavier Salomó. Ed Combel: este ha sido el libro por excelencia que nos ha acompañado, no sólo antes de ir a dormir, sino también a cualquier hora del día. En él vamos dando las buenas noches a los personajes hasta que ya todos, gracias a las pestañas que le cierran los ojos, están durmiendo, a excepción de los animalillos nocturnos. Fue su primer libro de tapa dura y a día de hoy, sigue siendo de cabecera.

«El jardín». Ed Timunmas: combina texturas y sonidos, presentando los animales que podríamos encontrar en cualquier jardín. Con él descubrimos que a Olivia, esto de lo sonidos le encantaba. De esta misma colección tenemos «Los colores», «Mis primeros instrumentos de música Clásica» y «Mi primer Mozart», libro que exprimió hasta el agotamiento y muerte definitiva.

Sacando partido a su preferencia por la música y los sonidos, incluimos en la biblioteca «Bob y sus amigos», de Marc Clamens, Laurence Jammes y Jules Bikoko. Ed Combel, donde un oso amante del contrabajo, se muda a una nueva ciudad y cómo la música le conecta con nuevos amigos. Y «En Pinxo i el hip hop», de Magali Le Huche. Ed Estrella Polar que nos traslada hasta las calles del Bronx en Nueva York, a la música callejera y la cultura del hip hop. Cómo nos hemos divertido haciendo Beatboxing e imitando movimientos de baile.

«En la granja», de Laura Baker y Nadia Taylor. Ed Edebé. Amanece en la granja y el gallo es el encargado de ir despertando página a página a los animales que viven en ella. Con él no sólo hemos conocido los animales de granja sino también a imitar sus sonidos.

De la colección «Oso y ratona», de Nicola Edwards y Maria Neradova. Ed Beascoa, tenemos varios cuentos y son todo un éxito porque presenta momentos de la vida cotidiana pudiendo interactuar con sus personajes a través de pestañas y desplegables.

«¿Qué son las estrellas?», Ed Usborne: jugando de nuevo con desplegables explica de forma muy sencilla y divertida qué son realmente esos puntos de luz que vemos brillar en la noche y llamamos estrellas. Este libro nos los regalaron el último Sant Jordi y me parece una historia fascinante por lo didáctico y por lo fácil y amena que es la lectura, cómo invita a descubrir los misterios del Universo y cómo explica de forma tan sencilla conceptos que parecen demasiado amplios para una niña de un año. Es también uno de los que nunca fallan antes de ir a dormir.

«Cocodrilo», de Antonio Rubio y Óscar Villar. Ed Kalandraka. De aquellos cuentos que compré antes del confinamiento, este era uno de ellos. Inventamos con la rima una canción y aunque tardo tiempo en funcionar ahora es de los primeros en llegar a mis manos cuando le propongo leer algún libro.

«Frida», de la colección Mi Primer Pequeña & Grande. Alba Editorial. Este cuento se lo regalaron un poco antes de nacer, pero no ha sido hasta hace poco que se ha interesado por él. Creo que en lo que va de día me ha hecho leérselo unas veinte veces. Con rimas sencillas, presenta la historia de Frida Kahlo acercando la trayectoria del personaje desde su niñez.

Ahora que comienza una nueva etapa, nuevo año y nuevo curso, estamos deseando hacernos con nuevos cuentos para la colección y ya no sólo que nos presenten el mundo sino que inventen nuevos imaginarios donde empezar a perdernos, ¿alguna recomendación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: